Las diferencias entre los haitianos y los dominicanos

 

 

A primera vista, se puede confundir a una persona haitiana con una dominicana, pues sus rasgos físicos son muy similares por la cercanía de ambos territorios. Sin embargo, hacer una distinción entre ambos gentilicios es sencillo si se observa en detalle la forma de expresar su pensar, sentir y concebir sus realidades.

Una manera de hacer esto es analizando lo que se publica a diario en sus periódicos, pues es en cada una de las sesiones de estos se deja ver el pensar de los pueblos, como ha sido su pasado y que anhelan en su futuro. Aunque parezca algo simple, la noticia a la que se le da relevancia en un periódico determina lo que es importante para un pueblo.

Poniendo bajo el foco, entonces, lo que publican los periódicos haitianos, se pueden extraer fácilmente los tres aspectos más notables en el sentir de este pueblo, siendo su historia, su dignidad y sus anhelos. Y es comprensible porque la historia de Haití está marcada por un pasado que dejó huellas y que es añorado por quienes viven el presente y conocen el peso de esa historia. Un presente que está marcado por la pobreza y hace incierto un futuro que irremediablemente llegará.

En cambio, los medios de comunicación dominicanos están más atentos a las expresiones existenciales a través de las actividades políticas, económicas y de todas las índoles sociales, a las cuales le dan alta relevancia. Es así como su espíritu sigue el camino de mantenerse erguido, plantearse objetivos de desarrollo y producir.

Ambos pueblos tiene una marcada diferencia para expresar su forma de pensar, los sentimientos y los criterios para forjar un destino. Sin embargo, no cabe duda que esta distinción no socava los principios que son esenciales para vivir en una sociedad que busca en cada paso un futuro mejor.

 

Continue reading »